Cómo superar la tristeza después del divorcio ?

Cómo poder superar el divorcio cuando no me siento ni capaz de seguir adelante sin mi ex pareja

Superar divorcio

Después de un divorcio, los sentimientos de tristeza, ira, frustración, pueden generar una depresión en la persona que los sufre. Algunas personas viven esta etapa con desesperación, tristeza y melancolía.

Al finalizar la relación, estos sentimientos pueden durar un tiempo determinado o puede que se extiendan durante meses, incluso años.

Las penas de amor pueden llegar a ser muy dolorosas, pero envolverte en esa tristeza no te ayudará a pasar página.

Miedo a no poder superar la tristeza después del divorcio
Síndrome del corazón roto

Puede que lleguemos a tener el síndrome del corazón roto, que genera sentimientos de culpa, depresión, incapacidad para relacionarse de nuevo con otras personas, odio.

En este estado, la rabia puede hacernos actuar de malas formas, sin ser conscientes de que no estamos actuando bien.

Aceptar una ruptura lleva su tiempo y sus etapas. Permítete estar triste o llorar si lo necesitas, pero no te mantengas en este estado durante mucho tiempo, porque para poder sanar el corazón, deberás de progresar a lo largo del duelo.

Etapas del duelo                                                    

Negación

En esta etapa la persona que no ha decidido acabar con la relación, se obsesiona y se convierte en un detective investigando y controlando a su ex. Necesita saber con quién se relaciona su ex pareja y encontrar una respuesta, un porqué a ese final.

En esta etapa tan difícil, muchas personas entran en estados depresivos. Es normal sentirse así tras la pérdida de la persona que amamos, hasta que entremos en consciencia y entendamos de verdad que la relación se ha terminado.

Recuperación

La persona va recuperando su vida, estabilizando todos sus sentimientos. Aunque el recuerdo de esa persona siga doliendo, en esta etapa la reflexión nos ayuda a sobrellevar y entender que no necesitamos buscar un porqué, simplemente debemos de aceptar la situación tal y como es. Intentaremos buscar apoyo con nuevas actividades, nuevos retos, salidas con amistades.

Cualquier actividad que nos haga evadirnos de la situación que estamos viviendo.

Aceptación

En esta etapa, por fin se acepta la ruptura de la pareja. Empezamos a ver la vida de otra manera, a frecuentar nuestros hábitos anteriores a la relación, a salir más y a centrarnos más en nuestros asuntos personales. Poco a poco, de una manera inconsciente empiezan a olvidar a su ex pareja.

Llega el momento en que verle ya no duele, y la indiferencia que sentimos nos indica que estamos con el corazón recuperado. Estaríamos listos para poder iniciar una nueva relación con otra persona, sin presiones y disfrutando el momento.

Si una relación se ha acabado es porque no nos convenía. Cuando las cosas tienen que ir bien, las circunstancias se darán para ambos. Tener el valor de saber decir adiós, nos hará crecer. Tenemos que dejar ir a quien ya no quiere seguir a nuestro lado, como dice el refrán: Si amas a alguien déjalo ir, si no regresa es porque nunca fue tuyo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *